CIEGOS QUE CONDUCEN UN AUTOMÓVIL, UNA INICIATIVA DEL RACE, SEAT Y LA ONCE QUE SE HA VIVIDO EN EL CIRCUITO DEL JARAMA DE MADRID

Según los organizadores, es la primera vez que un colectivo de personas con deficiencias visuales graves accede a un circuito para conducir un automóvil. Cada participante salía a la pista acompañado de un monitor, tras recibir unas explicaciones básicas y superar un entrenamiento en el que se acostumbraba al tacto de la dirección y los pedales de los Seat León que la marca había cedido para la experiencia. La actividad se desarrolló sin incidentes y a pesar de las evidentes limitaciones que impone la falta de visión, “han llegado a alcanzar velocidades superiores a los 100 km/h en la recta”, indica el RACE.
El cambio automático de los León, más avances de seguridad como el asistente de guiado por el carril, han contribuido también a que los 60 participantes pudieran disfrutar la experiencia de conducción sin riesgos. Fuente EL PAÍS.

Enlace permanente de imagen incrustada