COMER POR IMPULSO, DEPRISA O DE PIE, MALO PARA LA SALUD

No masticar suficientemente, comer por impulso, comer siempre con prisas o comer de pie, tiene consecuencias físicas y psicológicas a largo plazo. La vida de hoy altera con un estrés infundado algo tan necesario y tan vital como alimentarnos bien y el tiempo debido.