¿SE PUEDE EVITAR UN ERUCTO?

Se puede evitar casi siempre, sobre todo si nos alejamos de comidas que produzcan gases, si comemos despacio y si masticamos mucho.